Las chicas de Villa Alemana, haciendo historia. Campeonas en Francia

VARC se convierte en el primer equipo femenino de gira en Europa.

El equipo femenino de Villa Alemana Rugby Club, se convierte en el primer conjunto femenino en realizar una gira europea; dónde además se coronaron campeonas del Tournoi international feminin de Rugby 7 JAS St. Jean de Braye; un torneo femenino de rugby seven realizado por el club JAS, en Orleans, Francia.

El 31 de mayo, la escuadra viñamarina arribó a tierras francesas, donde comenzó intensas jornadas, tanto de rugby como turísticas. Entre ellas, la delegación tuvo la oportunidad de asistir a colegios que trabajan el rugby en torno al riesgo social; a los preparativos de la final del TOP 14 y a las instalaciones de la Federación Francesa de Rugby (FFR). “Ha sido muy intenso, no hemos parado…puro rugby” señala Andrés Soto, entrenador y presidente de VARC.

En cuanto a la realidad del rugby francés, Carla Jorquera, capitana del equipo femenino, comentó que “allá si que cualquiera puede jugar rugby; este se imparte en escuela y clubes. Hay mucho apoyo de autoridades y mucha organización en cuanto a los dirigentes, no hay egoísmo ni mucha rivalidad entre organizaciones; ellos ven lo mejor para la región y luego para el país, muy por el contrario de lo que sucede en chile, donde los que gozan de mejores condiciones para desarrollar el deporte, no comparten su experiencia y conocimientos”. Además, Carla nos señala que, en los partidos infantiles que pudieron asistir, apreciaron el trabajo a largo plazo que se realiza en materia referil, capacitando árbitros desde los 14 años, “se les prepara al igual que a los jugadores”. “Acá se trabaja de manera seria y en todas las categorías; existe una amplia implementación e instalaciones a disposición de los jugadores” señala respecto a la FFR, Daniela Baeza capitana de Wallmapu de Temuco, quien fue invitada a la gira, junto con Gabriela Hidalgo de Panteras de la Serena y Natalia Badilla de Old Reds de Arica.

En cuanto a lo técnico, debemos considerar que en Europa el rugby femenino está desarrollado a gran escala, permitiéndoles practicar rugby 15. Es por eso mismo que Jorquera analiza que su supremacía en el torneo disputado, radica fundamentalmente a que a nivel sudamericano, el rugby femenino es netamente seven. “Su juego es mucho más fuerte y dinámico en las situaciones de contacto, por lo que muchas veces rompían nuestra defensa, obligándonos a realizar tackles dobles” comenta Jorquera, añadiendo que “sin embargo, nuestro fuerte fue el buen manejo de pases y la utilización de la amplitud de la cancha”.

“El grupo está muy conforme y absorbió mucha experiencia en Francia” señaló Jorquera; “la idea es fomentar el trabajo en equipo y que este, a partir de las jugadoras invitadas, pueda exportarse a otros equipos; como país debemos dejar de mirar lo individual y pensar en el rugby chileno; hay que dejar de ser egoístas” sentencia la capitana. “VARC es un equipo muy acogedor; solo conocía a Carla por la selección, sin embargo, las chicas me integraron como una más del club” agrega Baeza.

JAS y VARC

La historia de esta larga travesía, comenzó hace ya bastante tiempo, de la mano de José Luna, un chileno que participa en la dirigencia del club JAS (Jeunes Abraysiens Solidaires), a quién la pasión por el rugby, lo llevó a presentar un proyecto en el año 2010, con la finalidad de generar nexos con el rugby chileno, a fin de aportar en el desarrollo del deporte ovalado en nuestras tierras. Así en 2012, un equipo técnico realizó una gira a tierras chilenas; aunque lamentablemente en ese entonces, al tratarse de un equipo de la cuarta división francesa, no existió un mayor respaldo de las instancias organizativas del rugby chileno; no obstante, VARC se interesó en el proyecto y sirvió de anfitrión de los representantes galos. Jorquera, señala que “los franceses se sorprendieron al vernos entrenar a muy buen nivel, a pesar de tener una cancha de tierra; sin embargo, el vernos tacklear en esas condiciones, les pareció algo asombroso”. Allí es cuando se generó la invitación hacia el club; una invitación que, luego de 5 años y mucho trabajo de por medio, pudo concretarse en una maravillosa experiencia.

Nota: Giovanni Quintrel

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*