Cómo ser un mejor jugador de rugby, Método 2

Una vez que aprendes los conceptos básicos del rugby, cualquier cosa parece posible en el campo de juego. Lo único que puedes imaginar es abrirte paso a través de un gran tackle, dar la patada ganadora o machacar a tu oponente apenas atrape la pelota, pero tus habilidades no parecen alcanzar a tu imaginación. Sin embargo, si continúas trabajando en las habilidades básicas, así como refinando tu “cerebro de rugby”, serás un mejor jugador de rugby en un abrir y cerrar de ojos. Hoy te dejamos la segunda parte de cómo poder mejorar tu calidad de jugador …

Richie McCaw

Mantén la columna recta en los rucks, tackles y scrum.

Una de las más grandes mejoras que puedes hacer jugando rugby es en tu técnica. Los mejores jugadores usan sus cuerpos eficientemente, sacando cada gramo de energía para obtener una ventaja sobre el oponente. Una de las mejores cosas que puedes hacer en casi cualquier situación es aplanar la espalda. Una columna curva no solo es peligrosa sino que reduce tu potencia significativamente. Hay varias formas para trabajar en la técnica adecuada para la espalda:

  • Mantén el trasero hacia abajo flexionando por las rodillas y la cintura, no por la espalda.
  • Nunca dejes que tu cabeza y hombros estén más abajo que tus caderas.
  • Haz un entrenamiento simple para rucks o scrums y luego quédate en tu posición de “arremetida”. Mantente en tu lugar y pídele a un compañero de equipo que coloque una pelota horizontalmente en la zona lumbar de tu espalda. No debería caerse.

Aprende a correr de forma efectiva con la pelota a cualquier lugar del campo.

El rugby es mucho más fluido que el fútbol americano, así que no debes mantener la pelota asegurada debajo de tu brazo como un corredor. En cambio, tienes que adaptar tu agarre dependiendo de la situación:

  • Juego general: sujeta la pelota con las yemas de los dedos cerca del centro de tu pecho con la punta mirando hacia arriba. Esto te permite pasar, fintear o patear rápidamente en cualquier dirección.
  • Bajo presión o al ser tacleado: sujeta la pelota horizontalmente con ambas manos y antebrazos. Tu antebrazo izquierdo está en la parte superior de la pelota, tu mano izquierda sujeta el extremo derecho y tu antebrazo derecho está en la parte inferior de la pelota, con la mano derecha sujetando la punta izquierda. Esto es para el momento en el que sepas que te tacleen o cuando alguien intente robar la pelota y generalmente lo usan los forwards.
  • Campo abierto: coloca la pelota en el recodo de tu brazo, sujetándola con una mano. Esto te da suficiente velocidad y movilidad para una carrera individual o de campo abierto. Cuando te tacleen, coloca la otra mano sobre la pelota para protegerla, apartándote del tacleador.

Aprende cómo dejarte placar.

Con todo el enfoque en los “golpes grandes” y la mejor forma de taclear, muchos jugadores olvidan con cuánta frecuencia son ellos quienes reciben los golpes. Aprender a recibir bien un tacle ayuda a tu equipo a ganar más rucks, te ayuda a ganar terreno a un defensor y te protege de lesiones.

  • Aparta la pelota del defensor. Al acercarte, elige un lado hacia el cual correr y aparta la pelota, bajando el hombro ligeramente hacia tu oponente.
  • Continúa moviendo los pies hacia adelante. Esto puede parecer aterrador pero quieres que sea tu impulso el que atraviese a tu oponente, no al revés. El jugador que baja el ritmo o la velocidad es casi siempre el que sale lastimado.
  • Cae “en orden”. Debes caer al suelo con las rodillas primero, luego con las caderas, y luego los hombros para distribuir el peso suavemente.
  • Coloca la pelota de vuelta en dirección hacia tu equipo. Tienes de 1 a 2 segundos después de caer para colocar la pelota, así que hazle un gran favor a tu equipo y estira la mano hacia atrás. Recuerda que cualquier defensor va a tener que pasar sobre ti para llegar a la pelota, así que colocarla bien atrás le da a tu equipo un tiempo crucial para correr.

article-0-1B5636E8000005DC-464_634x429

Asegúrate de que puedas lanzar con precisión a ambos lados.

Como mínimo, debes poder realizar un pase de 9 metros a cada lado, golpeando a tu compañero de equipo en el pecho cada vez. La única forma de lograr esto es practicando, así que asegúrate de dedicar tiempo todos los días a lanzar una pelota de rugby a ambos lados.

  • Los pases en espiral, giratorios o torpedo son muy buenos pero, a menos que seas preciso, la belleza de tu giro no importa.

Ejecuta descargas perfectas al recibir placajes.

La descarga es cuando lanzas la pelota hacia un compañero de equipo al caer, permitiéndole esquivar al que te esté tacleando y continuar corriendo (conocido como offload). A la mayoría de los principiantes se les dice que no deben descargar, y con razón: es muy fácil realizar un pase terrible mientras te jalan violentamente hacia el suelo. Sin embargo, al mejorar, notarás con cuánta frecuencia los pilares realizan descargas, manteniendo con vida una carrera y rompiendo lentamente la defensa. Para perfeccionar la descarga:

  • Asegúrate de que tu compañero de equipo esté listo para la pelota haciendo contacto visual con él.
  • No gires la pelota; esto es muy difícil bajo presión. En cambio, usa un tiro corto y rápido de 90 cm a 2,7 metros para lanzarle la pelota.
  • Si tienes dudas, entra en contacto. Si no crees que puedas lograr el pase o si viene un segundo defensor, simplemente recibe el tackle y guarda el balón. Recuerda: la posesión es más importante que una buena carrera.

En donde sea posible, recibe y lanza la pelota mientras te mueves hacia adelante.

No quieres que te atrapen parado en el rugby, ya que esta es la forma más fácil de que te llegue un gran golpe. Tus pases deben llegar a tus compañeros de equipo de forma que puedan mantener su impulso al atraparlos y debes estar moviéndote a grandes zancadas cuando atrapes la pelota. Esto mantiene en vilo a la defensa en cuanto a tu movimiento, hace que sea más doloroso taclearte y ayuda a tu equipo a ganar terreno rápidamente. Una vez que puedas realizar pases con precisión, tienes que aprender a hacerlo sobre la marcha. Una línea de 4 jugadores corriendo y pasando simultáneamente es muy difícil de contener, sobre todo si puedes “balancear” la pelota de un pase a otro.

  • Ajusta tu agarre sobre la pelota al atraparla.
  • Deja caer la pelota a la altura normal de la cadera para un lanzamiento.
  • Abre las caderas hacia la dirección en la que vayas a realizar el pase.
  • Balancea la pelota a través de tu cuerpo apuntando con las caderas.
  • Termina el movimiento con ambas manos apuntadas hacia el objetivo.

Practica por tu cuenta las habilidades específicas a tu posición después de los entrenamientos.

Cada posición es diferente y los mejores jugadores de rugby hacen un tiempo adicional para volverse mejores en su especialidad. Dedica de 10 a 15 minutos después de entrenar para trabajar en tus habilidades. Si no sabes en qué trabajar, pregúntale a tu entrenador.

  • Los pateadores deben lanzar penales durante por lo menos 10 minutos todos los días desde todos los lugares del campo.
  • Los delanteros pueden entrenar en la máquina de scrum, enfocándose en su técnica para scrums, rucks y tackles.
  • Los aperturas y los backs deben trabajar en patear y en recibir patadas de despeje.

Entrena a conciencia, y como se dice…. entrenamos, como jugamos…. al 100%

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*