El maquinista del tren llamado scrum: El Hooker

Se cuenta que la historia del rugby habla del "clan de las primeras líneas"

El hooker, como cualquiera de los otros forwards, es básicamente uno de los encargados de obtener la pelota en las distintas etapas del juego pero, principalmente en el scrum, tiene una actuación muy especial.
El hooker, es el hombre que más controversias ha causado en el rugby de los últimos tiempos”. De aquellos diminutos hookers “enganchadores de pelotas” se ha pasado radicalmente a los hooker fornidos que actúan como “pilar centro”.

Bajo otros aspectos, la tarea del hooker en las formaciones de ruck y maul, no son diferentes a las de los demás forwards. En el juego suelto, el hooker suele ser el primera línea de mayor movilidad y con gran capacidad en el manejo de la pelota. También, a diferencia de los pilares, este jugador debe estar dotado de un tackle de gran calidad, ya que normalmente es el encargado de cubrir la boca del line-out y los laterales de los puntos de fijación en los que queda afuera.

Cualidades

SOLIDEZ TECNICA – INTELIGENCIA – PODER DE PENETRACION

Requerimientos

  • Gran disciplina.
  • Gran inteligencia sobre todo para saber “limpiar” (buscar) la pelota en el maul.
  • Rigidez de cuello y de espalda.
  • Piernas muy fuertes y resistentes.
  • Capacidad para mantener la unidad del scrum.
  • Dominio del hooking y del empuje de los ocho hombres.
  • Fuerza espiritual.
  • Perfección en la sincronización con su medio scrum para hookear la pelota en el scrum y para el lanzamiento de la misma en el line-out.
  • Movilidad para llegar a las formaciones móviles (maul y ruck) y apoyar en ataque y cubrir en defensa.
  • Convicción en el juego agrupado en penetración y en el tackle frontal.
  • Dominio de la técnica general individual y colectiva.
  • Concentración sostenida a lo largo del partido.
  • Dominio técnico en la recepción y ejecución de toda clase de pases.
  • Temperamento para actuar bajo gran presión.
  • Comprender claramente el principio táctico de avanzar.
  • Sin posesión marcar al adversario en su campo (más allá de la línea de ventaja.

Preparación Mental

Pensar, observar, hablar y leer sobre el juego tanto como sea posible. En particular:

  • Conocer las técnicas de la primera línea en el scrum.
  • Si arroja la pelota en el lineout, conocer las necesidades de sus saltadores.
  • Debe conocer todas las señales empleadas en el scrum y en el line-out.
  • Debe ser consciente de las fuerzas y debilidades del propio equipo, de sus funciones en el mismo.
  • Al jugar, concentrarse en el partido todo el tiempo desarrollando una actitud positiva, sanamente agresiva para no ser abatido nunca.
  • Autodisciplina para no involucrarse en batallas individuales. Cada batalla disminuye la eficacia de la unidad.
  • Considerar la influencia de los factores climáticos y del estado del campo de juego para seleccionar el calzado más adecuado, sobre todo en lo referente a tapones.
  • Respecto a este tema, a veces descuidado por los jugadores, vale la pena recordar una de las máximas de Francisco Ocampo, un gran maestro del rugby argentino: “Para un forward los tapones son lo que el fusil para un soldado”

Ser un delantero, no es solo una posición dentro de la cancha. Significa sentirse un delantero, jugar como un delantero y pensar como un delantero.

Funciones

En el scrum

La primera de todas es saber que en el scrum, la pelota la obtiene todo el pack de forwards y no solo el hooker. Otro de los principios fundamentales dice que la pelota no se gana cuando pasa la primera línea, sino cuando salió del scrum.

Se cuenta que la historia del rugby habla del “clan de las primeras líneas” y eso realmente existe. El hooker, junto a los pilares, conforman la primera línea del scrum. La primera línea debe entenderse como una unidad prácticamente inseparable en la que tres hombres aprenden a jugar y disfrutar del juego tan unidos, como que son el cimiento del equipo a partir de una formación de scrum.

El hooker es “el maquinista de este tren llamado scrum”. Su ubicación en esta formación hace que tenga contacto directo con cuatro forwards, los dos pilares y los dos segundas líneas, por eso puede sentir indirectamente la correcta posición de la tercera línea.

Una vez presentada la formación, ordena el ingreso del pack y controla su correcta alineación. Sincroniza con el medio scrum el ingreso de la pelota y por último hookea y dirige el empuje. Para ello, de un buen hooker se requiere:

  • Sólida y correcta formación
  • Liderazgo sobre su pack
  • Concentrar y transmitir fuerzas
  • Llevar a su pack a ganar la pelota

Al ganar un scrum se establece una diferencia física, técnica y psicológica sobre el otro equipo. Es indispensable que el hooker imponga presión sobre su contrario y lo coloque en una posición incómoda. Además, para beneficiar a su propio scrum, tiene que concentrarse en estabilizar la formación y orientar el empuje o el giro tratando de anticiparse al hooker rival para acceder a la posición más favorable. Para esta formación, mantener:

  • La espalda derecha
  • La cabeza levantada
  • Las piernas flexionadas a 90º

Dentro de la primera línea de un scrum, el hooker es quien recibe menos presión que sus compañeros. Esto le permite tener mayor movilidad después del fijo. En tal sentido, una vez terminado el scrum, si el equipo perdió la pelota, el hooker debe correr hacia donde se está desarrollando el juego en busca de recuperar el balón. Pero si la pelota fue ganada, debe clavar sus pies sobre la tierra y resistir el empuje contrario para fijar bien la posición del scrum.

 

En el line-out

Cuando arroja la pelota: si por sus manos pasa la responsabilidad de arrojar la pelota, lo debe hacer en forma precisa, sincronizando el tiro con el saltador correspondiente, siguiendo el lanzamiento para poder estar en juego rápidamente. Una vez que arroja la pelota al line-out, según sea, protegerá la boca del line, provocará una rotación en el maul o pasará a buscar la pelota obtenida. Ahora si la pelota es “robada” por la hilera rival, debería cubrir la boca del line para controlar un ataque por el “ciego” o ejercer presión sobre el medio scrum contrario.

Todo hooker debe perfeccionar la destreza del lanzamiento de la pelota en el line, no es mala idea hacerlo antes o después de los entrenamientos.

Si la pelota es arrojada por el rival: es conveniente que se pare entre la línea de touch y la de cinco metros, tapando cualquier intento de arranque por la boca y protegiendo al propio medio scrum.

En el maul y en el ruck

Llegar firmemente tomado de un compañero, agachados y en forma perpendicular a la pelota para ganarla.

  • Mantener la posesión.
  • Arrancar la pelota haciendo fuerza de arriba hacia abajo (tarea de recuperación). Pescador
  • Manteniendo siempre la posición y la acción de empuje para aislar a la pelota o al portador de la pelota.
  • Apoyar apuntalando y reforzando el reagrupamiento según el orden de llegada y las necesidades del juego.

Ruckear siempre con el pie sobre la pelota y nunca sobre el cuerpo de algún jugador.

En los rucks y mauls, las funciones del hooker se igualan a la del resto de los forwards, ya que no existen funciones específicas sino que dependen del orden de llegada a la formación móvil. Lo que debe tenerse en cuenta es:

  • Velocidad de llegada
  • Llegar juntos
  • Llegar antes
  • Llegar asidos
  • Mirar la pelota
  • Jugar de pie y más bajo que los rivales

¡¡ Empujar, Empujar y… Empujar !!… por el mismo eje de las formaciones… porque: “La tarea del forward siempre empieza”.

Juego abierto y continuidad

Un hooker debe ser consciente de lo que ocurre luego de su participación en una formación. Tiene que estar capacitado para “leer” el juego.

Una vez finalizados el scrum o el lineout, el hooker al juego moderno se le exige participar totalmente en el manejo de la pelota ya como obtenedor del balón o como jugador de apoyo en el ruck y en el maul. Cuando la oposición tiene la pelota entonces este jugador debe cumplir un papel pleno en defensa teniendo presente sus responsabilidades en tanto es la quinceava parte del equipo.

EL HOOKER COMO ARMA DE ATAQUE

Un hooker debe empezar a pensar en el juego suelto. Es cuestión de mentalidad ofensiva y de tratar de tocar la pelota, ¡ser partícipes del juego!… He aquí la “mentalidad forward”. Entrar en juego, tener la pelota, esa es la clave.

Un gran hooker se diferencia de un hooker común en dos aspectos:

  • En la movilidad, es decir, en la cantidad y calidad de ataques y defensas que ese hooker le puede agregar a sus funciones específicas.
  • No importa que sea grande o pequeño, lo importante es poner el corazón para jugar. No solo cuando todo va bien, sino cuando algo anda mal.

EN DEFENSA

Buena defensa en todos los canales. Se requiere de él que sea capaz de atacar al rival rápida y agresivamente teniendo en cuenta:

  • Actitud sin la pelota y hacia el rival
  • Presión
  • Control
  • Actividad = apoyo
  • Velocidad de reacción
  • Tackle

 

Fuente: Rugbydecuyo.com.ar

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*