Max Prieto, Jugador de Southern District en Australia

La Shute Shield es la liga siguiente al Super Rugby

Entrevistamos a Max Prieto, un chileno jugador de Southerns District que lleva dos años en Australia y jugando a primer nivel en Shute Shield, la liga siguiente al Súper Rugby.

Max Prieto Poblete, ficha técnica

Fecha de nacimiento:30 de abril 1984
Club formador:San Bartolomé Rugby Club de La Serena
Edad de formación:22 años
Puesto:Segunda Línea, Flanker
Altura:1.90 mts
Peso:101 kilos
Apodo:Max Saurio
Ocupación:Técnico Mecánico
Estado civil:Soltero
Hobbies:Motores, autos y motos
Un sueño:Jugar rugby en los cinco continentes
Un ídolo:Mi viejo

 

Cuéntanos Max, ¿cómo comenzaste en el mundo del rugby?

Max Prieto
Max Prieto jugando por San Batolomé

Empecé bastante tarde, cerca de los 22 años, aunque reconozco que siempre me atrajo el rugby sin embargo, cuando pequeño no tuve la oportunidad de poder jugarlo,  dado que donde vivía anteriormente, en Temuco, era un poco exclusivo poder participar en clubes los cuales eran principalmente de los colegios ingleses, luego después que partí a La Serena con el tiempo surgieron algunos clubs como Rucamanque que invitaban a todos a participar. Como experiencia a nivel de clubes mi formador que es San Bartolomé Rugby Club de La Serena, el cual defendí por cerca de 8 años, antes de partir a Australia.

¿Cuándo te diste cuenta que esto podía dar para más y partir a jugar al extranjero?

Nunca me había imaginado que podía dar más o podía dar menos, yo me dedico a disfrutar el rugby y tratar de dar el 100% cuando estoy dentro de la cancha. Antes de venirme a Australia con el “Bartolo” tuvimos una época muy buena, incluso estando con posibilidades de pasar a primera división en CHile y talvez por ahí fueron señales de poder salir a jugar.

 ¿Cómo ha sido el camino que tomaste para dejar el país para dedicarte al rugby?

Más que nada fue un conjunto de cosas, siempre me ha gustado mucho el rugby y con mi club siempre me sentí muy contento, pero también estaba este desafío personal y sentía que podía dar o exigirme un poco más, y la única manera que me atraía era poder salir a “recorrer el mundo”. Se me dió la opción y por diferentes circunstancias laborales, tomé la opción de vender mis máquinas, mi camioneta, las cuales eran mis herramientas de trabajo y me decidí comprar el ticket de avión e ir por el sueño de vivir en otro país, aprender otro idioma y jugar en un rugby de más alto nivel.

¿Y la evolución deportiva?

Ross Dewet, jugador de Brumbies, Super Rugby

¡Uff! … un paso gigante. Yo jugaba en La Serena, jugábamos el torneo local e íbamos a jugar a Santiago por el torneo ADO II o ADO III, que podría ser como el cuarto o quinto grado a nivel de juego si se hace la comparación con Australia. Acá en Australia, se divide por grados las divisiones de juego; está el Shute Shield que es un escalón más abajo que el Super Rugby y luego los diferentes grados hasta el cuarto, y luego vienen los Suburban Rugby Club que son aquellos clubs  de los alrededores de Sydney. Actualmente yo juego en el Shute Shield y el año pasado salimos terceros en la competencia. Por todo lo anterior, la evolución deportiva es gigante, pasé de jugar en Chile desde la “segunda división”, al año pasado ser titular del segundo grado en 18 partidos, y jugué en el primer grado 8 partidos desde la banca. Es bastante satisfactorio para mí más que nada por la calidad de jugadores que compartes en la cancha, como por ejemplo actuales jugadores de Super Rugby que eran compañeros míos; como también los que tenía en frente, o ex Wallabies, es todo un mundo. Y feliz también de tener ex compañeros de Southerns District, que hoy en día están jugado en lo top del rugby, como De Wet Ross que juega en Brumbies o Rahboni Vosayaco que juega en los Sunwolves de Japón, el nivel de jugadores con los que compartes acá es increíble, como para hacerse una idea en el primer equipo de mi club hay Wallabies del circuito de Mundial de Seven.

 

¿Cómo complementas el trabajo que tienes en Australia, junto a la decisión de ser un jugador de rugby?

La calidad de vida acá en Australia es muy buena es relativamente relajado, se trabaja desde temprano y duro. Soy Técnico Mecánico así que la primera cosa que hice cuando llegué acá era trabajar en el área de excavación y demolición. Al principio mi inglés no era muy bueno,  empecé de poco y con el tiempo me dieron un sponsor de trabajo, que vendría siendo un ascenso con la posibilidad de hacerme ciudadano Australiano con el tiempo. Actualmente trabajo como supervisor en la empresa.

Compatibilizar el trabajo  con los entrenamientos, se puede. Trabajo desde las 7 de la mañana hasta las cuatro y media de la tarde y entreno de 18:00 hrs a 20:30 hrs de lunes a jueves, el viernes se descansa y el sábado jugamos.

 

Acá la cultura del rugby se vive, los jefes dan las facilidades para hacer el deporte. Es como en Chile, cuando ves a los niños jugando una pichanga de futbol, acá es una pichanga … pero de tocata.

Hoy en día estás participando en Southerns District, cuéntanos al respecto de tu club. ¿Cuánto tiempo llevas? ¿Cómo ha sido la experiencia? ¿Qué nos puedes contar de él?

La experiencia ha sido muy buena, estoy muy contento, es un club con más de 100 años de historia. Tiene un tremendo staff de personas, entrenadores de nivel mundial, me han atendido de muy buena manera, estoy muy agradecido. Según lo que hemos conversado con la gente acá soy el primer latino que ha integrado al club, por lo menos no hay referencias de que haya pasado otro por acá. El año pasado jugué alrededor de 28 partidos entre primer  y segundo grado. Además de ser un club importante, lo bueno que acá comparto con otros chilenos, con Sergio Montenegro quien fue seleccionado de Chile y vive hace años acá, de hecho él me ayudó los primeros meses cuando llegué a Australia, y a quien estoy eternamente agradecido, y también está Claudio Velásquez quien era jugador de Country Club y seleccionado nacional de Chile en Seven, los tres somos partes del Southern District en diversos grados. Claudio, se está adecuando al sistema y el rugby de acá, ya que lleva par de meses en Sydney.

Max Prieto

¿Cómo ves el camino de Chile en la proliferación de la actividad, y que podríamos aprender para potenciar aún más la práctica del rugby en el país?

En realidad no me siento un erudito del Rugby ni referente para nada, de hecho lo aprendí bastante tarde, pero desde afuera se ve que el rugby está creciendo en el último tiempo en Chile. Se ve que hay competencia entre diversos clubes, asociaciones, lo cual me habría encantado poder jugar. Lo importante es que debemos olvidarnos del “estigma” que tiene el rugby, olvidarse de los apellidos, de los colegios, y terminar el “chaqueteo”, debemos enfocarnos en “tirar”  el rugby hacia arriba y además la federación colocar ojo en regiones, por experiencia propia sé que hay muy buen nivel en la cuarta región, como en otros lugares de Chile y tal vez por ahí falta trabajo de la Federación en prestar atención.

¿Sientes que tu logro de llegar a un rugby competitivo es bien utilizado en Chile por la federación a modo de experiencia que permita dar a conocer al país y sus jugadores en este tipo de ligas?

Más que sea bien utilizado por la Federación, creo que debemos sacarnos la traba de que tenemos un mal rugby, sino que creerse el cuento y salir a jugar, se entiende que muchas veces es un tema individual, en mi caso nunca habría llegado al nivel que tengo ahora jugando en Chile, pero más allá de eso, hay que enfocarse más a nivel grupal y de Federación y poder potenciar la calidad del nivel del rugby, generando más roce, más recursos, potenciar las selecciones de regiones, intentar de jugar con Argentina, etc. Intentar talvez poder hacer una selección norte, centro y sur y colocarlas en competición en Argentina, entendiendo el nivel que tienen al otro lado de la cordillera.

¿Cómo te proyectas en la actividad a corto y largo plazo? ¿En el Southerns District y porque no en la selección chilena?

No es que no piense a futuro, pero tengo tan integrado el rugby a mi estilo de vida que hoy por hoy lo único que me interesa es seguir jugando acá y dar lo mejor de mí y sería un sueño poder llegar a jugar de titular en primer grado en mi club, las veces que lo he hecho he jugado entrando desde la banca. Ahora por la selección, yo no soy nadie para decir si me pueden nominar o no, pero la selección nacional es un sueño para todos, que mejor que defender a tu país y vestir la roja de los Cóndores.

Ahora si es por un nivel de Rugby, no es por desmerecer Chile, pero creo que el nivel que tengo es mejor y más alto que la selección de Chile. Rugbísticamente me interesa seguir subiendo mi nivel, jugando partidos ásperos y de buena calidad. Pero si se diera la oportunidad de jugar por la selección sería muy lindo y motiva a cualquiera. La federación es quien hace su trabajo y ve quien es el que tiene nivel de selección.

¿Si tuvieras que resumir en un concepto tu camino en el mundo del rugby o lo que el rugby significado en tu vida, cuál sería y por qué?

Uff, lo tengo tan asimilado, es que es no me imagino no jugando rugby.

Creo que le debo mucho, me fortaleció mi carácter, mi autoestima, mi cabeza un montón. Me ha enseñado a ser más humilde y trabajar muy muy duro, me enseña a ser más humano y compartir con la gente, con tus amigos, apreciar valores y mucho más. Todas esas cosas cuando las aprender en el rugby, las puedes llevar a tu vida y te das cuenta que el rugby es vida. Es vivir una vida con la ovalada bajo el brazo y apoyándote con tus hermanos. Indenpendiente de las lesiones, el rugby te enseña a seguir adelante y pararse  nuevamente en la vida. Doy gracias totalmente al rugby. Mi equipo el “Bartolo” me enseñó mucho de eso, te enseña a enfrentar la vida de otro modo, de ser resilente y darle y darle a la vida.

Enviarías un mensaje a los rugbistas chilenos que desean salir a probar oportunidades fuera de Chile.

Le daría muchos mensajes, pero principalmente, salir y creerse el cuento. Importante el no tratar de encajar en un nuevo equipo y mostrar el estilo propio. Acá es muy competitivo dado que está la posibilidad de subir al Super Rugby ser profesionales, pero algo que tenemos los sudamericanos es la pasión, el esfuerzo, el trabajo, somos los que estamos en la cocina. Darle para adelante, porque se puede pasar mal, pero superando ello sabemos trabajar fuerte y seguir adelante.

Max, finalmente te invitamos a un breve ping pong, lo primero que se te ocurra en base a un concepto que te daremos.

1.- Un equipo de rugby: San Bartolomé Rugby Club

2.- Los cóndores: Evolución

3.- El partido más difícil o  más recordado: Contra Old Navy, jugué con el hombro fuera

4.- El tercer tiempo: Todos los del Bartolo

5.- Un momento en el rugby: Cuando volví a jugar después de mi fractura, me puse a llorar

6.- Qué extrañas de Chile: Mis amigos, mi familia, mi club

7.- Tu peor lesion: Fractura tibia peroné

 

Max agradecemos tu buena onda, y voluntad de darnos a conocer tu experiencia en tierras Wallabies.

Periodista: Carlos Soto R.

4 Comments

  1. Buena max, un ejemplo que muchos rugbier jovenes quisieramos emprender, despues de esta entrevista me motivo aun mas de seguir dando lo mejor de mi y por que no en un futuro tomar desiciones como las tullas, un abrazo y las mejores vibras.
    Atte: campana chico( carneros)

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*