Exitosa décima versión del seven a side “Santiago Fuenzalida” organizado por Country Club

8 equipos se hicieron presentes en La Reina

Conmemorando 10 años del fallecimiento de Santiago Fuenzalida, se realizó la 6ta versión del seven que lleva su nombre, en las dependencias del Prince of Wales Country Club. Si bien este año la fecha quedó fuera del circuito clasificatorio para el seven de Viña, el buen rugby dijo presente en una grata jornada que reunió 8 equipos de primer nivel.

La fase regular del torneo reunió en el grupo A a Old Reds, Old Georgians, PWCC A y Barbarians. En una muy buena campaña, los del dragón lograron imponerse a un fuerte cuadro de Country y, posteriormente, abrocharían su paso a la final de oro con cómodas victorias sobre Old Reds y Barbarians. En el grupo B, que reunía a IRC Rancagua, Old Macks, PWCC B y Stade Francés, serían estos últimos quienes sin mayores sobresaltos, amarrarían su paso a la instancia de oro.

Ya en instancias definitorias, la copa de bronce enfrentó a Old Reds y PWCC B, donde los ex   alumnos del Redland vencerían por 31 – 7 al conjunto local. Por la copa de plata, en un entretenido encuentro, Old Macks empataría con PWCC A en los 14 reglamentarios, lo que forzó a definir la copa en instancia de alargue. Allí los viñamarinos lograrían romper la defensa galesa y se llevarían la victoria por 17 – 12. Por la copa de oro, un no menos emocionante partido fue el disputado por Old Georgians y Stade Francés. Ambos conjuntos, haciendo gala de un gran despliegue físico, no se entregaron espacios en todo el partido y, pese a que Stade abrió la cuenta, los dragones acortaron el camino rápidamente para irse empatados al entretiempo. El segundo tiempo tuvo una tónica similar, dejando un empate por 14 tantos a tan solo 2 minutos del final. De allí en más, la copa parecía quedar en manos galas, ya que errores defensivos y una inquieta banca técnica, le pasaban toda la presión a los ex alumnos del Saint George. Sin embargo, haciendo gala de su oficio en la modalidad reducida, y con el tiempo cumplido, un espacio en la defensa del Stade fue aprovechado por un rápido ataque de los dragones que se traduciría en la victoria por 19 – 14 y la consecuente copa de oro.

Más allá de que competitivamente la fecha no haya tenido mayor relevancia por haber sido excluida del circuito clasificatorio, el ambiente festivo que empapó la cancha del Country fue la mejor manera de conmemorar a Santiago; con sus amigos y familia, en su cancha y con su rugby.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*