El capitán de los “Cóndores” 7s analizó la participación en Las Vegas y lo que viene en Vancouver

Felipe Brangier, referente de Chile 7s, se refirió en extenso a lo que fue la correcta participación del campeón sudamericano en el sevens de Las Vegas, dejando varios conceptos interesantes. A pesar de que se consiguieron un par de buenos resultados -empate con Sudáfrica, tercero del mundo, y triunfo sobre Francia-, no eludió la autocrítica pensando en la qualy de Hong Kong.


—¿Qué tal la experiencia en el último 7s de Las Vegas? Midiéndose ni más ni menos que con el último finalista del mundo, Inglaterra.

—Una excelente experiencia. Eso es lo que buscamos, este tipo de torneos, este tipo de rivales y sumar minutos en esta categoría. Todos esos minutos dentro y fuera de la cancha son súper valiosos para nosotros, para conocer los detalles y aprender de la elite del rugby. Se aprende muchísimo, es una gran oportunidad el estar ahí y tener la suerte de ponerse la camiseta de Chile y representar a tu país en el máximo nivel de rugby seven.

—¿Por qué se le hacen buenos partidos a selecciones superiores, como Sudáfrica o Francia, pero luego se cae ante Japón?… ¿Hay cansancio? Por dónde pasa eso, según tu opinión…

—Lo que hemos conversado y analizado dentro del grupo no es particularmente que se dé (buenos resultados) contra equipos mejores, sino que coincide que esos partidos (Japón, Escocia) son ya el del segundo día. Tenemos un factor físico, fisiológico, sicológico que todavía no hemos podido identificar bien sobre qué es lo que nos complica tanto.

Y eso nos tiene preocupados porque no es de ahora, sino que viene pasando hace tiempo y estamos eso. Es difícil de explicar. Yo creo que más que jugar bien con potencias, lo que hay que mejorar son los primeros partidos del día. Japón, por ejemplo, fue el primer partido del segundo día, y en el segundo día te cuesta levantarte, el cuerpo ya está medio resentido. Entonces la atención y la alerta que hay que tener nos cuesta encontrarla en ese momento, y lo estamos trabajando.

—Da la sensación que Las Vegas fue un buen apretón, ahora viene Vancouver donde nuevamente tocará Sudáfrica y EEUU, último campeón en Las Vegas…

-Sí, fue un buen apretón. No hay que olvidar que Las Vegas y Vancouver son invitaciones y en ese sentido son nuestra mejor preparación para el objetivo que tenemos que es Hong Kong. En Las Vegas lo que se buscó es ir con plantel completo, muy similar a lo que se está planificando para Hong Kong: “tirar toda la carne a la parrilla”.

Vancouver será un poco distinto. Volvió “Pancho” Urroz y yo a Chile para darles espacio a otros jugadores para que sigan sumando minutos a este nivel. Entonces se cede el espacio para que tengamos al mayor número de jugadores con la experiencia y el ritmo de ese nivel de juego e intensidad que tendremos en Hong Kong.

Queremos prepararnos con los mejores, pero para nuestra realidad hay que manejarlo con mucho cuidado. Este tipo de torneos genera mucho desgaste físico y emocional, entonces puede ser un arma de doble filo porque después de Vancouver sólo restarán tres semanas para Hong Kong, entonces cualquier lesión, fatiga, desgaste o sobre exigencia nos puede pasar la cuenta.

Sobre los próximos rivales, Sudáfrica nos saldrá a matar. Fue un papelón para ellos empatar con un equipo invitado. EE.UU viene haciendo un tremendo papel, siendo muy competitivos. Han llegado a las cinco finales, ganó Las Vegas, y están en un peak. Así que sin duda, un bonito desafío para el grupo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*