El referee Tomás Covarrubias y su paso por tierras galas

El viñamarino conversó con Rugby Chile y nos comentó sobre lo que ha sido su experiencia como referee y lo que fue su intercambio con la Federación Francesa de Rugby.

Las aventuras de los referees chilenos en Francia no se detienen; esta vez fue el turno de Tomás Covarrubias para ser parte del intercambio con la Federación Francesa de Rugby (FFR), tarea que lo mantuvo desde el 28 de enero hasta el 5 de marzo en tierras galas, en lo que se resumen como semanas de arduo trabajo al más alto nivel.

Antes de llegar a ser Referee, Tomás jugó durante su época de escolar, tanto por su colegio Mackay como por Old Navy. Sin embargo, en 2011 una lesión de LCA haría que tomase una pausa momentánea en lo que al rugby concierne. De ahí, no sería hasta la llegada de Ricardo “el guata” Cortés en 2014 a la dirección del club naval, que Covarrubias volvería a las canchas. Tiempos muy buenos vivió en el club, como al ganar el torneo Super 7 de ARUSA y el ascenso a Primera. Pese a mantenerse jugando, reiteradas lesiones en la rodilla y espalda, hicieron que poco a poco dejase su rol como jugador.

Allí es cuando Felipe Martínez, referee manager de la ARRV, invita a Tomás a sumarse al arbitraje; “como jugador sentía que el referato en Chile no era el mejor y en vez de criticar, siempre quise poder ayudar a mejorar y ayudar a colaborar en el juego” recuerda Covarrubias, quién no mucho más tarde haría su debut arbitrando Primera en el año 2016. De allí en más, una carrera bastante intensa ha llevado al viñamarino a arbitrar múltiples intancias de Sudamérica Rugby, siendo invitado a Argentina, Bolivia, Costarica, Paraguay y Uruguay.

Con este currículum, este 2019 gracias a la gestión de CHILE Rugby, al igual que anteriormente Ignacio Calle y Frank Méndez, Covarrubias se embarcó al desafío del arbitraje en tierras galas. Serían 5 semanas que, en palabras del propio referee, “fueron una experiencia inolvidable (…) claramente para mi hay un antes y un después del viaje”; añadiendo que “[el viaje] me ayudó a madurar en el ámbito del juego, a ver el rugby desde el punto de vista francés donde, si bien ellos manejan criterios distintos a los sudamericanos, el objetivo sigue siendo el mismo…COLABORAR CON EL JUEGO”.

Entre las actividades del intercambio, Tomás tuvo bajo su dirección 3 partidos, los cuales correspondieron a las divisiones FEDERALE 2 (Orsay vs Havre AC), FEDERALE 3 (Bobigny RC vs RC Auxerrois) y a la Honneur-Championnat Ile-de-France (Vincennes RC vs ES Vitry), este último correspondiente a la primera división regional de Paris. “Fue raro arbitrar en un idioma que no manejo, [si bien] no tengo problemas en arbitrar en inglés, en Francia no lo ocupan demasiado, lo cual fue un desafío importante para mí” comentó el referee respecto a la barrera idiomática, agregando que “aprendí un par de palabras en francés que me ayudaron bastante a ordenar y controlar el juego”; lo cual efectivamente habría resultado ya que las evaluaciones de sus partidos y los comentarios de los encargados del referato en Francia, apuntaban a un muy buen desempeño. Tanto así que Joel Dumé, Referee manager de la FFR, habría ofrecido al viñamarino quedarse 1 mes más, lo cual no pudo llevarse a cabo dado que, por asuntos académicos, Tomás debía volver a Chile si o si, a cursar el último año de su carrera universitaria.

En el día a día del chileno, compartió Jeremy Aicardi y Tavite Veredamu, ambos jugadores de la selección francesa de seven, quienes se encontraban trabajando en su recuperación post competencia. Ellos tomarían parte activa en ayudar a Covarrubias a lidiar tanto con el idioma como con la cultura e idiosincrasia del jugador de rugby francés; “junto con los buenos comentarios respecto al juego y la victoria de Chile sobre Francia en el Seven de Las Vegas, los chicos de la delegación francesa, que habían vuelto de EE.UU., se reían al verme entrenando junto a ellos con la indumentaria de CHILE rugby”, agrega entre risas Tomás, haciendo énfasis en la buena disposición y ayuda que recibió de todos quienes eran parte del rugby francés.

Ya en lo personal, y cerrando la conversación, Tomás nos confiesa que más allá de una meta u objetivo como referee chileno, su prioridad fundamental “es colaborar, aportar en el juego y así ayudar a que Chile sea el mejor en Sudamérica”. Así mismo y en relación a su proyección internacional, nos señala que “[las] designaciones internacionales vendrán solas como fruto del trabajo (…) por mi parte, feliz de que me llamen y poder representar a Chile en el país que sea”. “Espero que este año el referato en Chile siga en alza, que los árbitros no seamos los protagonistas en cancha y que los jugadores puedan disfrutar los 80 minutos en la cancha” concluye el referee chileno que verá acción nuevamente en cancha, con el inicio de la temporada competitiva.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*