Los Pumas-Francia: Argentina pagó caro un pésimo primer tiempo y perdió por 23-21 en su debut en el Mundial de rugby

Fotografìa: Juan Elías

TOKIO.- Por muy pocos centímetros en un penal largo de Emiliano Boffelli en la penúltima acción del juego, el partido crucial del Mundial terminó en derrota para los Pumas. Con una muy floja producción en el primer tiempo y una buena en el segundo, la Argentina cayó frente a Francia por 23 a 21 en su estreno en el Mundial de rugby Japón 2019, en Tokio.Ads by 

El encuentro, que abrió el Grupo C, era fundamental para lograr el pase a los cuartos de final, considerando que hay un tercer equipo fuerte en la zona, Inglaterra.

Los Pumas jugaron un muy mal primer tiempo en el que se vieron superados anímica y técnicamente por Francia, que se impuso en el contacto y encontró espacios por afuera para marcar dos tries y adelantarse 20-3, resultado con que se fueron al descanso.

En la segunda mitad, los Pumas salieron con otra actitud, presionaron a partir del primer tackle, obligaron a Francia a devolver la pelota con el pie y forzaron penales que les propiciaron dos tries. Luego, el ingresado Benjamín Urdapilleta dio vuelta el partido con dos penales hasta que una mala recepción en la salida subsiguiente le dio la chance a Camille Lopez, que desde 40 metros clavó y zurdazo que selló el marcador definitivo, a diez minutos del final.

La derrota en el Tokio Stadium deja a los Pumas seriamente comprometidos de cara a la clasificación. Tonga es el próximo rival, pero el verdadero duelo será con Inglaterra, equipo que aparece como uno de los favoritos a ganar el Mundial.

Francia marcó ventajas cuando logró abrir la pelota. Aún sin jugar con superioridad numérica, desequilibró a partir de su capacidad individual y de la endeblez del tackle argentino. Gaël Fickou se transformó en una verdadera pesadilla. Anotó el primer try (17 minutos) al sacarse tres defensores de encima y apretado contra la bandera, y volvió a causar caos por la otra banda a los 21, acción en la que también se lució el wing Damian Penaud para servirle el try a Antoine Dupont.

Los Pumas tuvieron sus oportunidades. Dominaron con el scrum, a partir del cual ganaron dos penales y se pusieron en ataque temprano. Llegaron a 5 metros, pero Francia cortó con penal y se conformaron con 3 puntos.

Sobre el final del primer tiempo tuvieron una oportunidad inmejorable de irse en ventaja. Cinco minutos jugaron en los últimos cinco metros del terreno de juego: dos line-outs, tres scrum, sólo para irse con penal en contra. En la réplica, Francia amplió la ventaja con un penal luego de otra jugada de los backs.

El comienzo del segundo tiempo fue ideal. Los Pumas llegaron al try gracias a una gran acción de Emiliano Boffelli, tomando una carga al cielo de Sánchez y ganando un penal, que derivó, luego del line-out, en le try de maul de Petti.

Después de otra jugada desperdiciada (knock-on a centímetros del in-goal), Argentina volvió a ponerse en ataque gracias a un par de penales y repitió la fórmula: line-out, maul y try, esta vez de Julián Montoya. Quedaban 27 minutos y los Pumas se ponían a 5 (20-15).

El partido estaba a su favor. La presión que ejercían sobre los franceses era bestial. Estos no sabían qué hacer con la pelota. Un intento, dos sin ganar metros, y a dividir la pelota con el pie. Benjamín Urdapilleta entró por Sánchez y acertó un penal sencillo y otro algo más esquinado. Los Pumas remontaban una desventaja de 17 puntos y pasaban al frente, a falta de 12 minutos.

Los Pumas fallaron donde no debían: en la salida subsiguiente. Camille Lopez lo hizo pagar con un drop para volver a adelantar a Francia. Los Pumas tuvieron la última: un penal de unos 50 metros y esquinado, pero el envío de Boffelli se fue desviado. Y en ese remate, más allá de que hubo una jugada más, se fue el partido.

1 Trackback / Pingback

  1. Fiji venció a Georgia y se recuperó de la derrota con Uruguay - Rugby Chile

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*