World Rugby suspende dos partidos clave del Mundial por el tifón Hagibis

La organización de la Copa del Mundo de Rugby ha tomado finalmente la medida que todo el mundo temía pero que poca gente, fuera del ‘núcleo duro’ del mundo del rugby internacional, veía posible: que se suspendan dos partidos de toda una Copa del Mundo. Y nada menos que un Nueva Zelanda-Italia y un Inglaterra y Francia. Se mantienen los partidos entre Australia y Georgia, el viernes, y e Irlanda-Samoa, el sábado, también amenazados por el tifón Hagibis.


Esta tempestad supone, en efecto, un problema serio. Es de grado 5, el máximo de la escala, su llegada a Japón está prevista para el sábado y su mayor incidencia, para el sábado por la noche. De hecho, se podría tomar la medida de suspender más partidos: para el domingo están previstos otros cuatro, la organización tomará su decisión definitiva el mismo domingo.

Y si los dos partidos suspendidos son importantes, dado el nivel de equipos a los que implican, uno de los que aún están en peligro tiene importancia directa para la composición de los cuartos de final: el Japón-Escocia, del Grupo A. Si Irlanda supera, como es previsible, a Samoa, un empate entre Japón y Escocia pondría en cuartos a los anfitriones y eliminaría al XV del Cardo, que de todas formas lo tiene difícil, pues aún jugando, debería ganar a los nipones con bonus. Los otros son el Namibia-Canadá, el Estados Unidos-Tonga y el Uruguay-Gales.. En caso de anulación, cada equipo recibirá dos puntos.

La suspensión del Nueva Zelanda-Italia, ya reflejada en las clasificaciones oficiales, supone conceder un importante descanso extra a una de las selecciones favoritas. Los All Blacks debutaron el 21 de septiembre con un 23-13 a Sudáfrica. Jugaron 10 días después ante Canadá (63-0) y después de cuatro, ante Namibia (71-9). Su partido de cuartos será el 19 de octubre, 13 días despuésde su choque ante los africanos. Su rival será precisamente el segundo del Grupo A: Japón o Escocia.

El Francia-Inglaterra cierra prácticamente el Grupo C, con Inglaterra en primer lugar y Francia en el segundo. Así, tanto ingleses como galos llegarán a cuartos con 14 días de descanso. Un triunfo de Francia, si bien poco probable, hubiera alterado el orden de la clasificación.

El director del torneo, Alan Gilpin, ha declarado que la decisión de cancelar los dos partidos había sido «muy difícil» y «no se había tomado a la ligera», ya que se había adoptado defendiendo los intereses del público, los equipos, el personal implicado y los voluntarios, para preservar la seguridad del torneo y a partir de una «información detallada de las condiciones meteorológicas».

Las normas del torneo no contemplan la reprogramación de los encuentros.El jueves 10 de octubre fue jornada de descanso y desde que el domingo 13 de octubre finalice la primera fase hasta que el 19 se inicien los cuartos de final, hay seis días.

Fuente: Marca

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*