7 Razones por la cual el rugby femenino en Chile no tiene techo

En estos instantes, Las Cóndores, el equipo de Seven femenino de Chile, inicia su ruta en el torneo sudamericano Valentín Martínez que se disputa en el club Carrasco Polo de Montevideo Uruguay, por cierto, el torneo más tradicional de mujeres en el continente. Hoy Chile tendrá dos turnos, primero frente a las locales (en curso) y luego frente a las favoritas de Brasil a las 13.27 horas. Identidad de juego, organización en su sistema de torneos, tanto a nivel local y a nivel país, reclutamiento de talentos a nivel nacional son algunas de las razones a continuación de porqué el rugby femenino crece como la espuma. Sin triunfos significativos, por ahora, el presente es bueno pero aún queda mucho hacer.


1.- Porque han crecido sistemáticamente en masa a pesar de los resultados iniciales. Porque fueron pocas las valientes que empujaron el carro y ahora son más de 1000 y empiezan a construir su propia identidad de juego. Porque están repartidas por todo el país y porque ya comienzan a salir las primeras generaciones de entrenadoras, juveniles, mientras que aparecen las primeras escuelitas con niñas introduciéndose al rugby a temprana edad.

2.- Los torneos, estructuras de competencias y procesos de selecciones están sistemáticamente alineados, con los pocos recursos, no superior a 30 millones de pesos, están puestos en un sistema nacional que tiene un Torneo Nacional de Asociaciones y un Torneo Nacional de Clubes. Al contrario que en el rugby masculino, el rugby femenino comparte en todo Chile una misma carta Gantt. Si bien cada región formula sus fechas, están todas muy alineadas. Aspecto clave.

3.- Reclutamiento: Con un sistema de competencia organizado, los procesos de selección y detección de talento se facilitan: preselección, desarrollo de talentos, concentrados cada uno o dos meses. Si bien el universo y el grupo de integrantes es más chico, la inclusión de jugadoras de todo Chile, genera lazos más fuertes y por ende un grupo más sólido en la interna. Un sello del rugby femenino y de este grupo.

4.- Sin bien el físico es lo que más se les reprocha, ya están haciendo el cambio y por cuenta de ellas y también con la ayuda del staff de la federación. Tarde o temprano lograrán construir un legado físico que potencie sus destrezas y equiparar a países más desarrollados como Brasil, donde hoy todas sus jugadoras son profesionales.

5.- Porque no hay un orden establecido en Sudamérica. Con no más de 15 años de explosión, el rugby femenino no tiene esa cota que tiene el masculino. Con Brasil y Colombia liderando la región y Argentina en segunda medida, Chile no deja de estar muy lejos en cuanto a interés y potencial. Sin embargo, la brecha es muy amplia y faltan sí, muchos recursos y que crean en ellas. Los presupuestos son escasos y aun deben costearse pasajes de avión, implementación, etc.

6.- Streaming y transmisiones. Ya se está haciendo habitual poder verlas en pantalla. Los medios se la juegan por mostrar rugby femenino. El Valentín Martínez de este año, será un examen, con más visibilidad de lo habitual, se podrá ver el desempeño, al igual que las otras fechas de sudamericanos que hubo este año. Las Cóndores, buscan mejorar la Copa de Bronce del 2018. La mirada de Chile, está puesta en los Panamericanos de Santiago 2023.

7.- Es un disciplina Olímpica. Al igual que el seven masculino, el equipo de seven femenino se desarrolla a partir del presupuesto que entrega el Comité Olímpico de Chile. Alrededor de 150 millones por año para hombres y mujeres, si bien no es mucho, ser parte del Team Chile acarrea otro estatus y beneficios, eso si solo cuando se trae de vuelta una medalla. Sistema injusto pero competitivo.

Si bien este es un pequeña introducción al mundo del rugby femenino, el horizonte es mucho más amplio.Agradecimientos a la Capitana de Las Cóndores, Gissel Castañeda por entrevista y facilitarnos conocimientos del estado del rugby femenino en el país.

La nómina de Chile para el Torneo Valentín Martínez, quedó formada por las siguientes jugadoras:

Antonieta Badilla – Old Red – Arica
Natalie Badilla – Old Red – Arica
Camila García – Old Navy – Viña del Mar
Fernanda Maldonado – PWCC – Santiago
Elvira Davis – PWCC – Santiago
Consuelo Fuenzalida – PWCC – Santiago
Mackarena Bravo – PWCC – Santiago
Daniela Baeza – Wallmapu – Temuco
Daniela Rojas – Viña Rugby – Viña del Mar
Gissel Castañeda – Viña Rugby – Viña del Mar
Pier Ángela Colombo – Viña Rugby – Viña del Mar
Geraldine Lagos – UDEC – Concepción

Fotografía: Chile Rugby

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*