Domingo Saavedra, un joven referente para Selknam

Con 22 años, el jugador de Old Boys no solamente es una de las grandes promesas de la primera franquicia profesional en la historia de Chile, sino también una de las cartas más potentes del equipo, al que llega siendo reconocido como uno de los mejores jugadores en el medio nacional, teniendo la chance de ser uno de los pocos jóvenes que podrá arrancar desde muy temprana edad en el rugby profesional.


¿Cómo te sientes siendo un profesional del rugby? ¿Qué significa para ti verte y decir “soy rugbista profesional?

Me siento muy feliz. Levantarme y hacer lo que más me gusta con mi grupo de amigos es algo único. Un sueño cumplido.

Desde chico veía la opción de dedicarme como algo muy difícil. Tenías que irte afuera sí o sí, pero ahora poder hacerlo acá en tu país está buenísimo.

Estoy muy, muy agradecido de vivir esta experiencia.

¿Qué se siente ser un Selknam?

Bueno, primero que nada lo siento como una responsabilidad enorme. Dado el nombre y lo que vivió la cultura Selknam. Así que por ese lado siento que hay que dejar el nombre lo más alto posible en esta liga.

Y segundo, es un honor poder formar parte del primer equipo profesional de rugby en Chile. Así que muy motivado y agradecido de poder formar parte de este desafío.

¿Cómo se fue gestando tu fichaje?

A principios del 2019 se comenzó a hablar de que podía haber una liga, y luego como en octubre, noviembre, Pablo (Lemoine) se juntó con algunos. Nos propuso esta opción de poder dedicarnos acá en Chile, y ya luego en diciembre, enero fue cuando ya se finiquitaron todos los temas administrativos.

¿En algún momento tuviste dudas? ¿Entre dedicarte completamente al rugby o buscar otros horizontes laborales?

La verdad es que nunca tuve dudas cuando me presentaron esta oportunidad, ya que es algo que siempre quise hacer, así que altiro dije que sí, pero por otro lado sí me deja muy tranquilo la flexibilidad que tiene el programa, porque nos deja las tardes libres, y así uno puede seguir yendo a la universidad y tomando ramos para poder finalmente sacar la carrera.

¿Cómo has sentido el grupo?

Lo he sentido muy bien. La verdad es que somos todos muy cercanos y unidos. Eso se refleja cada vez más en la cancha. También tener una base grande de la selección facilita las cosas, ya que nos conocemos hace tiempo y estamos muy motivados. Todos con la misma convicción de hacer esta liga lo mejor posible y pelearla con todo.

¿Qué significa para ti compartir con los jugadores extranjeros? ¿Sientes que te están dejando algo?

Está buenísimo. Todos se han incorporado muy bien al grupo. Hemos aprendido mucho de ellos, se nota que tienen experiencia, y por otro lado que vengan de afuera nos permite ver el juego desde otros puntos de vista. Ellos tienen también otra visión del juego a la que uno no está acostumbrado acá, así que está muy, muy bueno.

¿Cómo te sientes en el plantel, siendo un jugador joven que ha logrado consagrarse muy bien en el torneo chileno? ¿Crees que se podría hablar de ti como una promesa-referente?

Me siento uno más, la verdad. La temporada todavía no parte y creo que nadie tiene un puesto asegurado. Si bien tuve un buen torneo el año pasado, creo que la Súper Liga Americana servirá realmente para medirse y ver al nivel que uno está, ya que habrán grandes jugadores al frente.

¿Qué esperas entregar a Selknam?

Espero entregar mucha energía y actividad dentro de la cancha, ser siempre una amenaza en ataque y entregar solidez en defensa.

¿Qué sientes que aún puedes mejorar en tu juego?

Muchas cosas la verdad (risas), pero principalmente seguridad al lanzar juego y buena toma de decisiones ahí. También por otro lado el uso del pie en el juego, que es un punto a mejorar para mí.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*