¿Cómo nació nuestra amada pelota ovalada?

El término “ovalada” se ha utilizado desde tiempos inmemoriales para referirse al balón con el que se juega al rugby, debido a la particular forma de este mismo. Sin embargo ¿te has preguntado por qué jugamos con un óvalo en lugar de un esférico? Aquí en Rugby Chile te contamos el origen de nuestra amada ovalada.


En pleno siglo XIX, poco después de la osada jugada de William Webb Ellis, que según cuenta la leyenda dio origen a este deporte, cuando el hombre que da su nombre al trofeo del campeonato mundial tomó el balón con sus manos para correr hacia la portería rival durante un partido de fútbol, el deporte de los caballeros comenzó a tomar gran relevancia en la Rugby School, que se ubicaba junto a la zapatería de William Gilbert, autor de la primera ovalada.

Al ver la gran popularidad de esta nueva disciplina en la escuela, Gilbert no dejó pasar la oportunidad y fabricó una pelota de cuero pensada para jugar por las manos, y que debe su forma no a una planificación, sino que fue el resultado obtenido por William debido al material que utilizó en su fabricación: vejiga urinaria de cerdo, cubierta de trozos de cuero cosidos, que se inflaba soplando antes de sellarse, obteniendo la característica forma forma de un óvalo.

Pese al poco ortodoxo inicios del balón (tan insólitos como el propio origen de este deporte), la pelota ovalada comenzó a causar gran furor furor, y se fue popularizando cada vez más, hasta que finalmente Gilbert fundó la famosa empresa que lleva su nombre hasta hoy.

Desde ahí en adelante, los balones han sufrido un gran número de cambios en sus estructuras, formas de inflar o definición de pesos. Sin embargo, sus inicios, al igual que el origen del rugby, están ligados a un William que decidió romper los esquemas, sin imaginar las repercusiones que tendrían sus acciones para forjar la identidad de uno de los deportes más populares del planeta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*