Leslie Rojas: representante del rugby chileno en el rugby femenino XV de EE.UU.

El rugby, como en la vida misma, nos presenta múltiples desafíos; allí es donde, nuevos escenarios y condiciones, ponen a prueba la fortaleza e integridad de los rugbistas. Esta vez, esas historias nos llevaron a conocer a Leslie Rojas Yañez, una ovallina que tras un recorrido por varios equipos de la zona norte – centro, llegó al rugby xv de EE.UU.


La historia de Leslie comienza en 2007 cuando, aún siendo estudiante de la Universidad Arturo Prat, recibió la invitación de una compañera a entrenar con el equipo iquiqueño de Sonias; “venía de practicar basketball cuando más chicas, pero el rugby fue toda una nueva experiencia…en esa época no teníamos acceso a una cancha de pasto, por lo que entrenábamos en arena o en las canchas de arena roja del Cerro Dragón. A veces viajábamos a Arica a jugar en la cancha de la UTA que algo de pasto tenía”. Dos años de aprendizaje se vivieron en las arenas iquiqueñas hasta que, dada su maternidad, Leslie pone pausa a lo deportivo para dedicarse netamente a su hija.

Lejos de alejarse de las canchas Leslie retomó la ovalada tan pronto como fue posible, “volví estudiar, esta vez en La Serena. Ahí contacté a Karla Hoffman para poder integrarme a entrenar junto a Panteras, el único equipo femenino en la zona en aquella época. “El 2011 con Panteras salimos segundas en un Torneo Nacional, cuando aún jugaba con nosotras la Carolina Alfaro, la Chia”.

Posteriormente Leslie volvería a su tierra natal. Allí, junto con Francisco Castillo comenzarían a dar forma al equipo femenino de Goliath, del cuál serían presidenta y entrenador, respectivamente. Pese al corto periodo de vida del equipo, logró cosechar buenos resultados a nivel zonal, consiguiendo lugares altos en la tabla y sirviendo de semillero para dar nuevos rostros al rugby nacional.

Entre 2015 y 2018 vendría el acercamiento con el rugby de Santiago, ya que Leslie estaría constantemente viajando a Santiago, donde podría involucrarse con equipos del desarrollo ARUSA, con los cuales pudo compartir y aportar al proceso formador de las chicas más nuevas. Manutara y Alywen pudieron contar con ella en sus filas, donde aportó experiencia y motivación. Similar sería su participación con las chicas de Carneras de La Serena. En este mismo periodo, Asumiría el rol de referee, llegando a ser Juez Asistente en el partido de la selección ARUSE vs los Cóndores M20, de 2017, “fue un gran momento; poder arbitrar junto a “Tomy” Covarrubias un partido donde varios de los jugadores que estaban, actualmente juegan por Selknam” comentó Leslie, añadiendo que “fue en 2015 dónde más me metí en el rugby. Participé como jugadora, dirigente y aprendí a arbitrar. Lo último, es algo que también quiero poder llegar a hacer acá [en EE.UU.], cuando ya no pueda jugar más”.

Tras cerca de 11 años ligada al rugby, proyectos personales llevaron a Leslie a emigrar a EE.UU. Allá conocería a Battleship Rugby, un equipo de la ciudad de Mobile, en el estado de Alabama que compite en torneos interestatales del sur de EE.UU. “Yo vivo en el sur y es igual de amateur que en Chile, con la diferencia que las mujeres jugamos XV desde agosto a marzo y el resto de los meses es Seven…y al igual que allá [en Chile], el rugby femenino cuesta mucho, en el sentido de la poca difusión y poco conocimiento del deporte, ya que acá todos nacen con el concepto de béisbol o fútbol americano; entonces el rugby no es masivo. En el caso de mi equipo, se compone de chicas de Pensacola (Florida) y Mobile, por ende, se hacen entrenamientos en ambas ciudades y no todas pueden ir siempre a las dos ciudades, ya sea por trabajo o estudio”.

La experiencia en estos casi dos años de la chilena ha sido excelente; “llegué un día a la cancha me presenté, les dije de dónde venía y que no hablaba bien el idioma, pero que entendía las instrucciones y señas del juego; por el mismo hecho de ver partidos transmitidos por la World Rugby en inglés para entender los cobros y mejorar la técnica del arbitraje. También una chica puertorriqueña me ha ayudado en la integración al equipo” señala Leslie, agregando que “lo mejor fue haber jugado Rugby XV. En Chile solo tuve posibilidad de jugar Ten-a-side en un amistoso en Arica en 2008, pero de ahí en adelante fue solo Seven y Five… tuve que adaptarme a otra posición ya que en Chile jugué siempre de hooker y el último año estuve como medio scrum y fly en Alywen; mientras que acá estoy de flanker……el XV es totalmente diferente, pero gracias a las nociones que tenía de entrenar algunas veces con los juveniles y varones de mi club en Ovalle y el hecho de saber las leyes, me ayudó bastante”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*