Bruzzone y la vuelta a los entrenamientos: “hoy volvimos a darle una vuelta de rosca, lo cual nos ilusiona a todos”

En conferencia de prensa de Chile Rugby, Nicolás Bruzzone, entrenador del Seven Chileno, se refirió a la vuelta a los entrenamientos, la cancelación del Challenger y los objetivos en el corto-mediano plazo. El argentino, que se vislumbra a cargo del proceso, comentó los principales lineamientos de lo que es esta vuelta a la actividad de los cóndores.

Haciendo un análisis de la situación en la que detuvo el rugby a inicio de año, Bruzzone señaló que esta primera jornada “fue un día muy lindo en el cual nos pudimos volver a ver las caras, aunque sea un poquito de lejos y tomando los cuidados que se deben tomar…fue lindo volver a respirar en el CAR lo que fue y que se vislumbró muy intenso durante la primer parte del año…hoy volvimos a darle una vuelta de rosca, lo cual nos ilusiona a todos”.

Nicolás comentó además que parte del protocolo señala que debe trabajarse en grupos reducidos tanto de jugadores como staff, y que no pueden relacionarse entre ellos, a fin de minimizar al máximo las posibilidades de contagio. “Tenemos la particularidad de ser un seleccionado con muchos hermanos representándonos…un factor que tuvo que ser considerado a la hora de conformar los grupos y no poner en riesgo los grupos familiares”, concluyó en este aspecto, dando a entender que primaron los criterios de seguridad del grupo por sobre los aspectos técnicos.

Respecto a las prácticas y la forma de entrenar en sí, Bruzzone es categórico en que la prioridad es el bienestar del equipo de trabajo; “nos parece importante la seguridad de nuestros deportistas y staff…es importante sentirse y estar en un ambiente seguro; tenemos objetivos grandes, pero sabemos que tenemos que ir paso a paso para no cometer errores”. No obstante, sin dejar lo técnico de lado, el entrenador comentó que se volvió a un trabajo de carácter ‘infantil’, en el sentido de que el plantel se encuentra actualmente trabajando en una re-educación tanto postural como mental, debiendo trabajar los aspectos básicos del contacto, carreras de forma suave, entre otros; “pretendemos ser sumamente cuidadosos con los atletas… ojalá no nos equivoquemos en el camino”.

En materia competitiva, Nicolás señaló con cierta ansiedad que “estamos a la espera de lo que World Rugby de como oficial…se está dando muy difícil encontrar competencia”, haciendo notar lo que él llama ‘un golpecito en el corazón bastante duro’, respecto al momento que atravesaban los cóndores cuando el rugby entró en pausa. El entrenador admite que existe un dejo de frustración, sobre todo considerando el momento que atravesaba el plantel; “nos estábamos preparando para mucho más. La mala suerte de no haber podido clasificar cuando realmente el equipo estaba…hace mucho tiempo que el seleccionado nacional de Sevens está a muy buen nivel (…) tenemos el compromiso, y nos hemos tomado ese desafío de dejar a Chile en el mejor nivel”.

Ahondando en un análisis aún más profundo, Bruzzone señala que “las sensaciones no son buenas, porque si uno recuerda (…) nosotros terminamos el año con un calendario muy cargado, en el cual, la competencia local es un punto de desarrollo a considerar porque nuestros jugadores se desarrollan básicamente en ese ámbito. Y no solo para los más grandes, sino para los más chicos (…) hoy entramos en el mundo del Alto Rendimiento y la competencia local es clave (…) [la idea es que] tengan una instancia más para no ir a un Challenger ‘sin nada’ (…) como clubes haría todo el esfuerzo posible para que lo podamos hacer, por lo menos para que nuestros chicos puedan volver a tener alguna competencia. Como país necesitamos hacer el esfuerzo para cumplir con todas las cosas para volver a una normalidad lo antes posible”.

Llegando al cierre de la conferencia, Bruzzone también se tomó un momento para comentar sobre la estructura actual de trabajo respecto del desarrollo del rugby local; “estamos hablando de JJ.OO., World Series, copas del mundo… pero ni siquiera podemos jugar con la M16 de nuestros clubes o con el rugby infantil; la discordancia es muy grande; es muy difícil de poder abordarla (…) si no tengo el desarrollo [de lo local], una utopía solamente nos lleva a nuestras metas”, concluyendo su reflexión mencionando que “una de mis principales labores en el país, estuvo avocada al rugby de colegios y al desarrollo de juveniles; y realmente me gustaría ver más acción…nosotros como federación tenemos la responsabilidad de cooperar con todo lo que se pueda”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*