Pablo Núñez y su aventura en el rugby Suizo

Usualmente, fuera del mundo del rugby profesional, también existen jugadores que recorren el mundo, llevando algo del propio rugby local a distintos lugares del planeta. Este es el caso de Pablo Núñez, jugador de 22 años de Old Gabs, quien hoy, por motivos académicos, se encuentra en Suiza, donde encontró un equipo, el Rugby Club Winterhur (RCW), donde seguirá su amor por la ovalada.

Pablo, estudiante de bioingeniería de la universidad Adolfo Ibáñez, tuvo que migrar a Suiza debido a una investigación que lleva a cabo como parte de su formación académica-laboral. “Llegué a Suiza en diciembre del 2019 y estuve un tiempo viendo como era todo y la verdad que me moría de ganas por jugar…ahí empecé a buscar algún club que me quedara cerca para poder unirme y fue así como encontré a Winterthur” señala el medio scrum, agregando que “en ese entonces el torneo estaba en break de invierno por lo que no habían entrenamientos y nada…cuando se iba a reanudar los entrenamientos en marzo ocurrió la pandemia”.

Sin embargo, para Núñez las cosas comenzaron a retomar poco a poco; “en junio fue posible volver a los entrenamientos, pero solo jugábamos tocata porque el gobierno aún no permitía tener contacto”; de esta forma, el canterano del Saint Gabriel School pudo comenzar a compartir en su nuevo club, “la verdad me sorprendió la forma en la que me recibieron, muy rápido me hicieron sentir parte del grupo y todos fueron muy buenos conmigo, siempre me invitaban a tomar unas cervezas después de los entrenamientos o simplemente compartir con el equipo…lo único que me complica es el idioma, porque acá tienen 4 idiomas oficiales: alemán, francés, italiano y romance; yo me encuentro en la parte de habla alemana, pero es un dialecto derivado del alemán [swiss german aclara Pablo], entonces es muy difícil de entender, sin embargo, lo bueno es que todos hablan inglés así que de esa forma me logro comunicar con todos”.

Respecto a como se vive el rugby, recién en agosto se retomaron los entrenamientos normales, en miras del torneo que tendrá lugar a contar de la quincena de septiembre; “La verdad aun no puedo ver una clara diferencia entre el rugby suizo y el chileno (…) pero en el tiempo que llevo entrenando me he dado cuenta que juegan un rugby bastante más compacto y físico que al que estaba acostumbrado en el Old Gabs; pero creo que me va a servir para crecer y mejorar como jugador en un aspecto del rugby más físico”.

Por lo pronto, Núñez se prepara de cara a iniciar el torneo de la mejor forma, compatibilizando sus actividades de pasantía en Dübendorf, con los entrenamientos; “trabajo cerca de 8 horas al día, y como los entrenamientos son de 20-22 hrs. me calza perfecto. Con respecto a la universidad, me queda como 1 año, pero decidí congelar para venirme [a Suiza] y los avances que tengo en la investigación se los voy mandando a mi profe y a la vuelta planeo utilizar la investigación realizada acá como parte de mi tesis”, concluye Pablo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*