Entrevista a Felipe Bassaletti: un trotamundos del rugby chileno

Ex seleccionado nacional de handball. Se enamoró de la ovalada recién a los 21 años en la Universidad de Concepción, y desde ahí no se detuvo más, llegando incluso a convertirse en Cóndor. Sus condiciones hacían vaticinar que tendría una gran carrera, sin embargo, este forward polivalente acabó rompiendo esquemas convirtiéndose en todo un viajero del rugby, llegando a jugar en 6 países diferentes a lo largo de su trayectoria como jugador.

En la actualidad, aún con excelente nivel, Bassaletti viene de jugar todos los partidos que ha disputado su club en las últimas dos temporadas, y claro, también vio minutos en el primer encuentro de pretemporada, otorgándole un sorprendente registro de 51 de 51 partidos jugados en los últimos años.

Hoy, ya adaptándose a su nuevo club, el Millau de la Federal 2 en Francia, que se añade al extenso currículum del chileno, Felipe conversó con Rugby Chile, realizando un repaso a lo que ha sido una carrera donde ha llevado sus tackles a cuatro continentes.

Has estado en muchos países jugando rugby, por lo que tienes una visión mucho más amplia ¿Qué diferencias y semejanzas has notado en la ovalada en las distintas ligas que has jugado?

Así es, he tenido la oportunidad de jugar en Argentina, España, Nueva Zelanda, Sri Lanka y Francia. En cada lugar ha sido muy distinto, pese a ser el mismo deporte, porque su nivel de desarrollo es distinto y eso marca la diferencia, por lo que en algunos de estos países es un estilo de juego mucho más dinámico, en otros más rústico, estratégico, físico, etc.

De la misma forma, también influye en esto la cultura del país, que lo caracteriza de una manera singular. Pero si nos vamos a la esencia y sus valores, sin duda que en todos estos lugares se comparten los mismos principios de manera transversal, que es lo que hace al rugby un deporte único. 

¿Cuál ha sido tu liga favorita hasta el momento?

Sin duda Nueva Zelanda y Francia. Primero Nueva Zelanda por lo que significa; el haber jugado una temporada allí fue una experiencia extraordinaria en todo sentido, y no solo en lo rugbístico, aunque claro, el rugby está en el ADN de los neozelandeses y es uno de los pilares de su cultura y sociedad. Cada partido, cada entrenamiento, día a día en tus actividades cotidianas, ves el rugby presente por todos lados. Todo el mundo habla y sabe de rugby, a niños que recién comienzan a caminar los ves con una pelota de rugby en las manos, que la patean y la recogen… con esas cosas luego entiendes por qué sus jugadores juegan como juegan, y tienen todas esas habilidades y destrezas que los pone por sobre el resto. En definitiva, en Nueva Zelanda, se vive y respira el rugby. 

Y en Francia es algo similar, aunque guardando las proporciones. El rugby acá es un deporte muy masivo y hay una cantidad de clubes y jugadores que sorprende. La estructura está muy bien hecha y eso le da la solidez que tiene. Esa es la razón por la que decidí quedarme aquí, donde ahora estoy en mi tercer club dentro del país y comenzando mi quinta temporada, disfrutando al máximo todo esto. 

¿Qué más te gustaría hacer en tu carrera?

Continuar disfrutando por el máximo tiempo posible todo esto que estoy haciendo y viviendo, teniendo el rugby como eje en mi vida. Estos siete años que llevo jugando rugby fuera de Chile me han enseñado muchísimo y regalado experiencias increíbles. Así que mi principal objetivo es ese, seguir estando a mi mejor nivel físico y deportivo posible para continuar disfrutando, y todo lo demás que suceda ya será un extra. 

¿Algún país que te gustaría sumar a tu extensa lista?

¡Sudáfrica! Aparte que es el continente donde me falta jugar (risas). Pero hablando en serio, sería una experiencia increíble por dos razones, primero porque es el estilo de rugby que más me gusta e identifica y, sin duda, por todo lo que significa culturalmente.

Para mi sorpresa, en febrero me contactó un entrenador, pero en marzo vino lo del COVID y lamentablemente al final no quedó en nada. 

¿Cómo ves el desarrollo del rugby nacional con la incorporación del Alto Rendimiento y el comienzo del profesionalismo?

Creo que ya no deberían haber excusas, tanto para los jugadores como para los dirigentes y grupos técnicos. Está toda la estructura de competición dada para aprovecharla, comenzar a crecer y no seguir estancados, pero se deben tomar las decisiones correctas y hacer las gestiones necesarias, sino todo eso no servirá de nada.

Eso por un lado, y por otro, los jugadores deben cambiar el chip porque el Alto Rendimiento y profesionalismo no pasa por firmar un contrato y que te paguen, sino por un compromiso y una decisión personal de hacer todo lo que esté a tu alcance para estar a tu 100% deportivo 24-7. Pero para eso debes estar dispuesto a dejar muchas cosas de lado y hacer sacrificios familiares, personales y sociales. Y creo que esa ha sido una de las grandes piedras de tope porque finalmente puedes tener todas las facilidades, estructuras, recursos, etc. Pero si no cuentas con el compromiso de los jugadores al 100%, entonces no vas a lograr nada. 

Confío en que el trabajo que se viene haciendo el último tiempo siga creciendo y fortaleciéndose, porque se ha visto un cambio importante a todo nivel, pero eso es solo el comienzo y se debe recuperar el tiempo perdido para no seguir alejándonos a nivel sudamericano. 

Has adquirido mucha experiencia internacional, te has desempeñado en múltiples posiciones, visto distintos tipos de rugby, ligas, jugadores. ¿Qué te gustaría hacer con todo lo que has aprendido a lo largo de tu carrera?

Creo que el paso natural a seguir más adelante sería el de entrenador, por exactamente todo lo que describes en tu pregunta, y porque además mi profesión es profesor de educación física, donde con el paso de los años y toda esta experiencia deportiva me he ido especializando en rugby y Alto Rendimiento. Así que creo que el futuro va por ese lado, pero aún no le he dado muchas vueltas porque estoy completamente enfocado en el aquí y ahora, sigo siendo jugador y tengo para un buen tiempo más. Hay que ver cómo sigue evolucionando todo, pero creo que esa puede ser una alternativa interesante, que me gusta y llama bastante la atención.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*