«La vuelta a las canchas fue realmente emocionante», sensaciones de la reactivación del rugby femenino

El pasado TNA Femenino de Reactivación, que tuvo por ganadoras a las representantes de Valparaíso, sirvió como la gran actividad de cierre de año del rugby jugado por mujeres. Así también, fue el puntapié inicial para el periodo competitivo que busca retomar acciones prontamente, el cual tendría a las chicas jugando el TNA Femenino en el mes de enero, siempre y cuando las condiciones sanitarias permitan a Chile Rugby llevarlo a cabo.

“La vuelta a las canchas fue realmente emocionante, en el instante en que ingresamos al estadio sentíamos que el corazón nos explotaría de felicidad ya que, después de tanto tiempo, volvimos a pisar una cancha de rugby. (…) la ansiedad estaba a mil”, comentó Jelena Salopek, capitana del seleccionado de Antofagasta. “Fue algo hermoso…era algo que añorábamos todas y que, hayamos tenido la oportunidad de participar en este torneo de reintegro, fue muy satisfactorio para el equipo. No jugábamos como selección regional desde el año pasado”, señaló Katherine Finschi, capitana del seleccionado de ARRV. “Si bien seguimos cada una entrenando físico desde la casa con lo que teníamos a mano, no podíamos seguir con el ritmo del rugby, por lo que perdimos mucha conexión como equipo ya que eso se trabaja en entrenamientos. Por otro lado, algunas de las chicas fuimos a Uruguay, tuvimos la oportunidad de poder comenzar antes a tener contacto por los protocolos de la federación, pero gran parte de las jugadoras que no están en selección no, lo cual igual afectó a su concentración de cara a este TNA”, complementó Mackarena Bravo, capitana del seleccionado de Santiago.

“Pese a ser un torneo de reintegro, en líneas generales fue muy intenso…partidos intensos y equipos muy fuertes con ganas de botar la ansiedad y demostrar su mejor juego; algo que veníamos buscando todas y, específicamente nosotras, logramos llevarnos una sensación muy gratificante y con muchas tareas por delante”, acotó Nataly Badilla, capitana del seleccionado de Arica. “En la parte de organización nada que decir: los protocolos muy claros y todo muy bien controlado. Logramos sentirnos con seguridad en todo momento”, agregó Bravo.

Las capitanas concuerdan en que las jugadoras están muy motivadas por volver prontamente a los entrenamientos; “lo complicado es conseguir la cancha para entrenar ya que, por el COVID, varias canchas están cerradas”, comenta Finschi al respecto. “Será un trabajo arduo para nuestros entrenadores y para nosotras como jugadoras, pero estamos comprometidas al 100% con nuestros objetivos”, concluye Salopek, en una sensación que las cuatro capitanas comparten plenamente. “Este torneo sirvió sobre todo para detectar los aspectos que debemos trabajar con más fuerza y atención, dando pistas de como debemos seguir trabajando en lo que nos queda de pandemia (…) de seguro el trabajo de los equipos se reflejará en una gran competencia en el próximo TNA”, finalizó Badilla.

Por lo pronto, dada la situación sanitaria actual, se espera la confirmación por parte de Chile Rugby en cuanto a fecha y locación del torneo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*