Trapiales cumple 14 años y sueña con seguir creciendo como club

El cuadro de La Pintana está de fiesta y este 23 de abril festejó su decimocuarto aniversario, sin poder celebrarlo mucho debido a la pandemia, pero conscientes de que ya llevan un largo tiempo como un elenco que se ha vuelto más que simbólico para la ovalada nacional, sobre todo pensando en la región metropolitana.

La historia de este club comenzó en 2007, cuando Juan Sepúlveda inició su proyecto para implementar talleres de rugby en la comuna, una iniciativa que fue creciendo hasta transformarse en Trapiales, un cuadro que dado sus orígenes y la identificación que tienen hacia una de las comunas más populares de Chile, distante plenamente del estigma con el que carga el rugby, comúnmente llamado “deporte de élite”, principalmente cuando se piensa en la zona central.

Sus comienzos generaron ruido, al igual que el sello de este equipo, pero los Pumas Rojos lograron transformarse en mucho más que un símbolo por todo el contexto social que los acompañaba, también consiguieron ser reconocidos por un buen nivel deportivo y la capacidad de generar un gran desarrollo a nivel de club.

Actualmente, en pleno aniversario, Trapiales se propone seguir creciendo y tiene sus objetivos sumamente claros: aumentar la captación de jugadores, llegar más a los colegios y además, tener la posibilidad de finalmente estrenar su cancha antes de “cumplir los 15”, un proyecto en el que vienen trabajando hace largo rato y que logró hacerse realidad, consiguiendo su nuevo campo, pero debido a la crisis sanitaria, viéndola aún como un escenario sobre el que todavía no comienza la tan ansiada obra.

Sobre el crecimiento que ha tenido la institución a lo largo de los años, Juan Sepúlveda, su fundador, destaca que “Trapiales es como un hijo que nació conmigo, que fue creciendo de a poquito y que ahora es como un adolescente, es la historia de un niño (…) le he soltado un poco las riendas para que no dependan de mí, ya funcionan solos, como un club, una institución y eso me pone muy contento. Me costó al comienzo, debo reconocerlo, pero ha sido fundamental que comenzara a funcionar así”.

Además, su fundador también añadió emocionado que “estoy feliz de estos 14 años, han sido mucho trabajo, muchas horas de alegría y tristeza, pero en la suma siempre hay una felicidad grande cada vez que veo que Trapiales ha sido una plataforma de vida para la gente de La Pintana y para los que juegan en Trapiales”.

En esa misma línea, Sepúlveda agregó “lo mejor es que Trapiales tiene 14 años y le falta mucho aún por crecer, eso es lo que me hace feliz (…). Trapiales tiene mucho por entregar, es un club que creo, ha cambiado incluso el rugby nacional, se mostró una nueva cara, un nuevo escenario, un lugar donde no se jugaba rugby y hoy se juega, donde la selección chilena llega a nuestra cancha, a nuestra comuna. En estos 14 años hemos tenido una participación increíble a nivel nacional”.

Recuerda que si quieres saber más sobre este icónico club, puedes leer la historia completa de Trapiales en la nota de Rugby Chile

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*