Matías Gianetti y su aventura hacia el profesionalismo en Irlanda

Esta semana, siguiendo la pista de los chilenos jugando en el extranjero, pudimos conversar con Matías Gianetti Latuf, el ex Old Boys que hoy, a sus 20 años, vive en Irlanda su camino al rugby profesional, jugando por el MU Barnhall, equipo de la segunda división irlandesa.

¿Cómo se dio tu paso al rugby irlandés?

“Esto fue posible a través de BIRA, la academia de Sebastián Berti [ex seleccionado nacional y entrenador], con quienes me vine a principios del 2018, tras jugar el seven juvenil de Reñaca con Old Boys. Estuve viviendo con otros 7 rugbistas chilenos y uruguayos; entrenábamos todos los días y jugábamos por el club local de Wicklow, en M18. En paralelo, terminé el colegio acá, donde hice 3ro y 4to medio, gracias a la gestión de la academia. Jugué por el colegio, en la liga top de colegios irlandeses, hasta junio de 2019, cuando terminé el colegio. Desde agosto del mismo año, estoy estudiando con una beca deportiva de rugby y jugando en la segunda división irlandesa de clubes, que básicamente es semiprofesional, pero no oficializada como tal. (…) He jugado con el primer equipo, donde estoy jugando como centro y un poquito como fullback.”

¿Cuáles han sido las diferencias en cuanto a entrenamientos y formas de ver el rugby, en comparación a lo que realizabas en Chile?

En este tema, especialmente en el colegio y en la liga que estoy ahora, es que la gente que juega rugby se lo toma muy enserio, o sea, cuando deciden que van a jugar rugby, saben que es un compromiso de tiempo completo, independiente si estás estudiando, trabajando, si tienes hijos, familia, etc.; siempre te vas a comprometerá al 100%. Todos los jugadores, pese a que no juegan a un nivel profesional, igual van a entrenar todos los días porque entienden que el rugby irlandés es muy competitivo. Además, los irlandeses sienten mucho amor por la camiseta, entonces cuando juegan por el club, entienden que es algo muy serio. Por ello, toda la gente entrena constantemente, porque si no entrenas todos los días, es imposible jugar a un nivel alto.”

“Por otro lado, el rugby acá, dado que el clima es muy diferente al de Chile, acá es mucho más preciso, ya que el nivel de skills es mucho mayor, ya que jugamos casi toda la temporada con la pelota mojada. (…) cuando recién llegué acá, los primeros dos meses, botaba el doble de balones que boto ahora por partido porque estaba la pelota mojada; en Chile si llueven 3 gotas te cancelan el partido porque tienen que cuidar las canchas; ahora que llevo 4 años acá me he acostumbrado. (…) Acá nosotros planeamos mucho; si bien jugamos a ‘lo que tenemos al frente’, siempre hay un plan de juego. Esto es muy, pero muy estricto, a diferencia de lo que pasa en Chile, donde es más suelto, más relajado; acá si no puedes seguir el plan de juego, letra por letra, estás fuera. También acá el irlandés en general es más grande y fuerte que los chilenos, lo que hace que su rugby sea más duro e intenso; pero aunque sea así, también es mucho más técnico. En mi caso, que soy más chico que el resto, nunca me llegan un ‘pencazo maleteros’; aunque sean grandes y midan 2 metros y pesen 120 kilos, siempre te van a pegar un buen tackle a la cadera o la rodilla, porque es el tackle más técnico y más eficiente.”

¿Cuánto tiempo contemplas jugar allá? ¿Tienes planes para volver a jugar por tu club o seguir internacionalizando tu carrera?

“Me queda un año de universidad, por lo que me voy a quedar la próxima temporada acá…no sé honestamente si tengo fecha para volver a Chile, ya que en Irlanda he podido crear una familia y es mi hogar en este momento; proyecto mi carrera para más años acá en Irlanda, me queda mucho por jugar, mucho por crecer, mucho por mostrarme; me queda mucho más que cumplir… He cumplido mucho pero no se compara con lo que quiero lograr con mi carrera, así que no te sabría decir sobre planes de volver a Chile.”

¿Cuáles son tus proyecciones como jugador?

“Quiero vivir del rugby, quiero ser rugbista profesional. No estaría haciendo lo que estoy haciendo y no le estaría poniendo la dedicación si no fuera por alcanzar el objetivo más grande que es ser profesional y poder vivir del rugby. Quiero dedicarme 100% a esto, siento que lo puedo hacer y no estoy tan lejos de ello. También jugar rugby internacional siempre es un sueño, lamentablemente no se ha dado con Chile porque simplemente no se ha dado, no me han llamado…no se ha dado; jugué un partido por Chile en categoría M17 y nada más. Por ahora quiero seguir cumpliendo mis sueños acá, obtener la nacionalidad, ser profesional, jugar rugby internacional, y si es por Chile espectacular. Para mí, jugar internacionalmente es un privilegio que se da cuando uno alcanza el profesionalismo; por lo mismo, mi objetivo es llegar al rugby profesional; una vez ahí, jugar a nivel internacional se va a dar como consecuencia del buen trabajo. Me encantaría llegar al “internacional”, pero es un trabajo que se da al final, es la cereza de la torta.”

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*