Se retira un histórico rojiazul: José Barake cuelga los botines

El pilar que debutó comenzando el milenio se despide de la máxima categoría de la ovalada nacional luego de 21 temporadas en donde supo cosechar 9 títulos, 5 de Apertura y 6 del Central, siendo parte de la era dorada de COBS.

De las derrotas al olimpo

Barake comenzó a jugar rugby en el Craighouse desde la enseñanza básica, un deporte en que logró encaminarse hacia las filas del equipo estelar, jugando sus primeros encuentros en 1999 mientras el cuadro rojiazul luchaba por mantener la categoría, y teniendo su debut oficial en el 2000.

Los años siguientes no serían sencillos. COBS no lograría encadenar buenas temporadas y en general la constancia sería verlos más en la parte baja que en la alta durante las primeras campañas de José.

Desde este punto, el pilar tuvo que esperar hasta el 2003 para conseguir su primer título de Apertura, repitiéndose el plato en 2012 antes de sumar la corona que el mismo Barake considera su mayor gloria con la institución: El Central 2013.

“De los 4 campeonatos que ganamos con COBS, creo que sin duda el más emocionante fue el del 2013. El club llevaba 22 años sin ganar el campeonato nacional y para mí y varios jugadores como Benja Echeverria, Tito Menichetti, Waton Vera, fue muy emocionante devolverle un campeonato al club después de todo ese tiempo”.

A esto, el ahora ex rojiazul agrega que “haber jugado por COBS varios años peleando los últimos lugares y por fin ganar el campeonato fue muy emocionante”.

A contar de este punto, a Barake le tocaría cambiar de las teclas negras a las blancas y gozar de los años dorados del cuadro rojiazul, llevándose los títulos de de Apertura 2014, 2017 y 2019, además de los Central de 2016, 2018 y su reciente corona del 2021.

Colgar los botines

Tras ser parte fundamental de la mejor época de COBS, finalmente el pilar tomó la decisión de retirarse luego de 21 temporadas en la división de honor, eso sí, a lo grande, llevándose un último título con él.

Sobre sus razones para dar el paso al costado, Barake indicó “cumplo 40 años ahora en febrero y cada vez cuesta más mantener el ritmo de juego de los más jóvenes. El torneo está ganado mucho con la aparición de Selknam y los resultados de los Cóndores, lo que hace cada vez más difícil mantenerse competitivo. Siempre me imaginé retirándome en un buen nivel y ojalá en Primera, lo que se me dio este año. Además, haber ganado el Central este año lo cierra de manera perfecta. Fue una temporada muy especial, muy larga, con todos los inconvenientes del COVID, fuimos de menos a más pero se armó un grupo muy lindo, así que creo que cierra perfecto con el retiro”.

Particularmente hablando de cómo vivió este último partido, Barake comentó “creo que no pude haber tenido un mejor retiro. El cariño de todo el equipo y de la gente del club, también de jugadores de otros clubes que me escribieron, fue todo muy emocionante. Más que nada haber cerrado con un campeonato lo hace perfecto. Muy agradecido con mis compañeros y el staff técnico que me hicieron sentir muy querido e importante para el equipo durante todos estos años”.

Sobre sus deseos personales tras colgar los botines, el pilar indica “no lo he pensando mucho, pero por lo pronto quiero disfrutar también de otros deportes y actividades que uno deja de lado por lo que el rugby te demanda. Me gusta mucho el fútbol, el paddle, viajar más veces al año, no lo sé”.

Conectado tras el retiro

Eso sí, aunque Barake no se muestra del todo convencido sobre el camino que tomará fuera del rugby, sí tiene claro que seguirá formando parte de este deporte, eso sí, desde otras canchas.

Entre ellas, el editor general del libro “Historia del Rugby en Chile”, que publicó en colaboración de otros autores, tiene en mente varios proyectos:

“Por un lado me veo jugando por Old Friends quizá el próximo año. Además de eso mi primer hijo Raimundo, de un año, tiene Síndrome de Down y me encantaría poder aportar para la inclusión a través del rugby. Lo que hace los Tarucas con el Mix Abilities, por ejemplo, me encanta y quizás se puede aportar de ese lado”. 

Aunque Barake también piensa en objetivos tomando otras funciones a futuro en un rol administrativo: “Tampoco descartaría integrarme al directorio del club si me invitan”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*